sábado, 14 de marzo de 2009


Ojalá que vuelvas en mi piel y no esté.


Que recuerdes mi amarillo y lo desees y no sea más color.

Que quieras besar la palma de tus manos en mí
y el dolor de corazón te fisure tu armadura.

Que no quieras más. Que yo quiera menos.


Ojalá que vuelvas en mi piel y no esté.

6 comentarios:

toral dijo...

Y, si no,
más vale que vuelvas en mi piel y te quedes
que recuerdes mi amarillo como malva
y lo desees y lo dejes en agua
que quieras besar la palma de mis manos en ti
y el candor de corazón disuelva y funda tu armadura
que quiera más. que yo no quiera menos
que ames la flor de mi piel sin contacto
aspirando los aromas de sus futuros
ojalá que vuelvas y no esté
y habites en mi,fiel,
aguardandome en mi ausencia

Me encantó tu poema y le hice una segunda voz.lo siento no quise pero me gustó mucho tu poesía y no lo pude remediar. un beso

toral dijo...

vuelvo otra vez porque he leido mi comentario y veo que me faltaron palabras en no quise.
Debía decir y digo que no quise molestarte, es una manera de agradecer tu hermoso poema.Un beso

Quappi dijo...

Nunca molesta la lectura. Leer y escribir son cosas que van de la mano.
Y lo que escribiste es seguramente una versión ultramejorada de mis versos.
Se agradece :)
Un saludo.

preGho dijo...

hola,
cuanto para leer!


gracias flor...



reunión literaria, te recuerdo...


arreglá con la pety, hay q hacer una lista de posibles interesados....



besos.
y no hay apuro con seleccionar mis haikus... cuando tengas ganas.

psique dijo...

De la mano de toral llego a este canto de desencuentro, y ojalá que no vuelva a haber silencios en piel arrebatada ni fisuras en las armaduras del alma.

Felicidades.

Voy a estar por aquí, viendo tu blog.

Un beso

PSIQUE

Quappi dijo...

=)
Gracias por leer.
¡Vuelva pronto!